Nos habíamos quedado en las fortalezas personales. Ahora ya sabemos cuáles son. Hay que señalar que a lo mejor hay más, pero éstas son las que, desde el ámbito de la psicología positiva, han verificado que se pueden medir, analizar, estudiar y sacar conclusiones. Esta es la teoría, que como comenté, se puede ampliar en www.authentichappiness.org.

Pero algo mucho más práctico que se puede hacer para saber qué es lo que realmente nos gusta (con la finalidad de encontrar actividades gratificantes que nos puedan ayudar a equilibrar la autoestima y el ánimo), es sencillamente plantearnos las siguientes preguntas:

  • ¿qué es lo que más me gusta hacer?
  • ¿qué es lo que realmente haría si pudiera?
  • ¿en qué ámbitos me siento “yo mismo/a”?
  • ¿en qué circunstancias de la vida me he sentido más vivo y “feliz”?
  • ¿en qué ámbitos aprendo con rapidez?
  • ¿con qué actividades se me pasa el tiempo volando?

En el siguiente post (después de reflexionar sobre las posibles actividades gratificantes en las que nos podemos embarcar) hablaré de cómo llevarlas a cabo.

Buen fin de semana