La reflexión planetaria de hoy es muy evidente, pero por más que lo sea, no me resisto a ponerla por escrito.

Ya sabemos que la investigación no ha sido nunca una prioridad política,  y que ahora se dan cuenta; pero creo que, en general, en nuestras vidas cotidianas, tampoco lo vemos como una prioridad hasta que pasa lo que pasa. Cuantas veces estamos completamente apijotados, en nuestro mundo material e individual, reclamando nuestros derechos, o lo que creemos que lo son, cuando lo verdadero, la esencia humana creo que es la salud y empeñar todos los esfuerzos en ella. Hasta hace bien poco veíamos a los sanitarios manifestándose, y ahora ahí están, dándolo todo y muchos perdiendo  su propia salud por la de los demás.

No deberíamos cambiar nuestra forma de estar en el mundo? cuántas veces lo damos todo por sentado. Pensando que el mundo funciona de forma automática. Sobretodo para la parte del mundo “privilegiada”, otros lugares están en guerra, son extremadamente pobres…..pero ay, cuando nos toca a nosotros!

Investigación, ciencia y salud, y no solo para los humanos, si no para todo el planeta, no tenemos otro, y éste es maravilloso. Todos a una.